Depresión post parto

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.


Socialmente se considera que ser madre es siempre una alegría tanto para la mujer que ha parido como para su entorno más cercano. Por ello, para muchos es difícil entender por qué una mujer se puede deprimir después de tener un hijo.  No obstante, existe un porcentaje de mujeres (entre 5 y 10 %) que pueden desarrollar una depresión post parto. Entre los síntomas podemos encontrar: estado de ánimo lábil, Agitación e irritabilidad, ansiedad, cambios en el apetito, sentimiento de culpa, sentirse retraída o desconectada, falta de placer o interés en la mayoría de las actividades, pérdida de la concentración, pérdida de energía, problemas para realizar las tareas en el hogar o el trabajo, Llorar mucho, pensar en hacerse daño o hacerle daño al bebé (o temerlo). En estos casos, es necesario consultar.

En ocasiones, hay “depresiones” que en realidad ocultan un síndrome de estrés postraumático, que muchas veces está relacionada con vivencias de parto traumáticas, ya sea por haber vivido violencia obstétrica, separación madre bebé sin motivos, malos tratos, etc. (Fernández, 2015)

En el TEPT (trastorno por estrés post traumático) esperaríamos ver características claves como la evitación, recuerdos intrusivos, estado de ánimo lábil, pesadillas o recuerdos recurrentes. Indagar sobre lo ocurrido en el parto en profundidad sería un aspecto clave. ( Moore, R. 2016)

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.